Fármacos biológicos, una piedra angular en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal

×
×
¿Estás seguro que deseas eliminar este contenido de tus favoritos?

image
14 ENE 2020

Fármacos biológicos, una piedra angular en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal

Entrevista al Dr. Guillermo Bastida durante la XXX Reunión Nacional de GETECCU
Los fármacos biológicos son una de las piedras angulares del tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal. Estos medicamentos, producidos a partir de un organismo vivo, han demostrado una gran efectividad. Concretamente, permiten controlar la inflamación en el intestino que causa los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, ocurre que un porcentaje relevante de pacientes no responde inicialmente a estos tratamientos o éstos pierden la eficacia durante el seguimiento. Esta cuestión, sumada al alto impacto económico, obliga a tener una herramienta que permita optimizar recursos y tratamientos.
Un aliado fundamental que permite al clínico anticiparse a un empeoramiento de la enfermedad, cuando el tratamiento no acaba de dar sus frutos, y que aporta también pistas sobre pérdida de respuesta es la monitorización farmacocinética. “La monitorización de fármacos es algo que existe desde hace muchísimos años con otros fármacos que no son biológicos. Con ella, ganamos en dos aspectos: por un lado, en la inducción, es decir, que cuando un paciente esté con un brote, que seamos capaces de controlarlo. Y, por otro lado, ganamos en que, a largo plazo, ese fármaco siga haciendo efecto y que nos permita tratar durante mucho tiempo a un paciente”, explica el Dr. Guillermo Bastida en este programa de Geteccu on air, patrocinado por Amgen.
El Dr. Bastida es médico del Hospital Universitario y Politécnico de la Fe y miembro de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Servicio de Medicina Digestiva del Hospital. En esta entrevista cuenta por qué se habla tanto de niveles de fármaco, cómo se pueden optimizar las dosis para conseguir la máxima eficacia del tratamiento y nuevos fármacos.
 
 
“La monitorización de fármacos es algo que existe desde hace muchísimos años con otros fármacos que no son biológicos"
 
 
La monitorización de fármacos en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal
¿Cómo se podría aplicar esta monitorización en la práctica clínica?
El Dr. Bastida señala que hay dos escenarios: la inducción y post-inducción, y mantenimiento. “Está demostrado que los pacientes que durante la inducción presentan niveles de fármacos más bajos son pacientes que responden peor a corto, medio y largo plazo. Con lo cual, para ser capaces de conseguir la máxima eficacia del tratamiento debemos de optimizar las dosis”, indica. El Dr. Bastida desvela que hay dos maneras de hacer esta optimización de dosis. En cuanto a la fase de mantenimiento, el doctor comenta: “Una vez que finaliza el periodo de inducción, debemos mantener al paciente con unas dosis óptimas de fármaco para proporcionarle una eficacia mantenida del mismo”.
El progresivo mejor conocimiento de la patogenia de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) ha llevado a la identificación de una amplia gama de nuevos agentes terapéuticos cuya acción va dirigida contra diferentes mecanismos inmunológicos e inflamatorios. ¿Cómo se consigue esta optimización del tratamiento cuando hablamos de nuevos fármacos? El Dr. Bastida compara los anti-TNFs con los nuevos fármacos. “Los nuevos fármacos tienen menos inmunogenicidad que los anti–TNFs. Al ser menos inmunogénicos, posiblemente la optimización durante el seguimiento no es tan necesaria como con los fármacos anti–TNF. Pero sí que es cierto que, durante la inducción, al mantener al paciente con una dosis optima de fármaco se va a conseguir que ese paciente se mantenga en remisión”, concluye.
No te pierdas la entrevista completa en REDflix.
 

×
Proceso de indentificación vía OWA
Estamos validando tus datos, en las próximas 48h el equipo de OWA (One Key authentication) se pondrá en conctacto contigo para finalizar el proceso de registro.