Los pacientes entre 30 y 39 años son los más digitales

×
×
¿Estás seguro que deseas eliminar este contenido de tus favoritos?

image
21 MAY 2021

Los pacientes entre 30 y 39 años son los más digitales

En las últimas décadas, la tecnología se ha ido incorporando al sector médico progresivamente para crear sistemas sanitarios más eficientes y aumentar la calidad de los servicios. El uso de dispositivos móviles con finalidades médicas ha crecido en los últimos años, pero el covid-19 ha propiciado un rápido desarrollo de la digitalización, que a su vez ha aumentando exponencialmente la utilidad de esta tecnología.
En esta situación derivada de la pandemia destaca una herramienta dentro de las soluciones de ehealth: las videoconsultas. Se trata de una vía de comunicación potente para que muchos profesionales sanitarios puedan seguir cuidando de sus pacientes en esta pandemia, sobre todo de aquellos que presenten mayores dificultades para acceder al servicio, como son personas con movilidad reducida, familias que viven en zonas rurales alejadas de especialistas o individuos que tienen un alto riesgo de contraer enfermedades.
 
 
En 2020, Sanitas realizó un 15,5% de las consultas de forma telemática, de las cuales 134.400 fueron llevadas a cabo por pacientes de entre 30 y 39 años
 
 
Evolución de las videoconsultas en Sanitas
A pesar de que Sanitas integró el servicio de las videoconsultas en 2016 a través de su plataforma Blua, no ha sido hasta estos dos últimos años que ha eclosionado esta alternativa. Durante el estado de alarma la empresa multiplicó en 15 veces la cantidad de videoconsultas realizadas, con un total de 640.000 consultas digitales. Un 21% (134.400) fueron realizadas por jóvenes de entre 30 y 39 años, que se proclaman como los pacientes más digitales. El siguiente rango de edad que se ha adaptado mejor a esta nueva forma de realizar consultas son los adultos de entre 45 y 54 años, que representaron el 18% de las videoconsultas (115.200).
Beneficios secundarios de las videoconsultas
Las videoconferencias ofrecen una gran variedad de ventajas respecto a las visitas tradicionales. A pesar de que se pierde parte de la comunicación no verbal, los beneficios radican en:
  • Una atención totalmente personalizada y cómoda.
  • Evita los desplazamientos al centro médico, y permite ahorrar tiempo.
  • Limita los riesgos de contagio.
  • La digitalización también permite reducir la huella de carbono. Se calcula que el formato de videoconsulta ha permitido ahorrar 6.158 toneladas de CO2 al ahorrar los desplazamientos.
¿Has optado ya por hacer teleconsultas? ¿Crees que mejora la relación médico-paciente?
Fuente: Con Salud
 

×
Proceso de indentificación vía OWA
Estamos validando tus datos, en las próximas 48h el equipo de OWA (One Key authentication) se pondrá en conctacto contigo para finalizar el proceso de registro.