Un mal control glucémico podría aumentar el riesgo de fracturas

×
×
¿Estás seguro que deseas eliminar este contenido de tus favoritos?

image
18 NOV 2019

Un mal control glucémico podría aumentar el riesgo de fracturas

Relación entre un mal control glucémico y la formación de huesos en mujeres con diabetes tipo 2
Un nuevo estudio sugiere que el control glucémico en mujeres premenopáusicas con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) está asociado con la remodelación ósea y puede aumentar el riesgo de fractura.
El estudio identifica la osteoporosis como una complicación crónica en las personas con DM2, hecho que podría suponer un mayor riesgo de fracturas. Sin embargo, el equipo sugiere que la raíz del problema sería la calidad del hueso en lugar de un déficit de densidad mineral ósea.
Según el Dr. Vicente F.C. Andrade de la Universidad Federal de Paraná, "la DM2 siempre se ha asociado con complicaciones crónicas que afectan los riñones, la retina y los nervios. Nuestro estudio demuestra por primera vez que un control deficiente de la DM2 puede afectar la calidad ósea al reducir la formación de hueso". Asimismo el doctor señala, "la presencia de complicaciones crónicas (retinopatía y nefropatía diabética) se asocia a una enfermedad ósea más grave, que también afecta la mineralización ósea".
 
 
Nuestro estudio demuestra por primera vez que un control deficiente de la DM2 puede afectar la calidad ósea al reducir la formación de hueso
 
 
Para realizar el estudio se analizaron a 26 mujeres con DM2 y una media de edad de 41,6 años. Diez de ellas pertenecían al grupo de buen control glucémico (HbA1c < 7%) y las dieciséis restantes pertenecían al grupo de un control glucémico deficiente (HbA1c > 7%).
Todas las pacientes fueron sometidas a biopsias óseas. Asimismo, como grupo de control de los parámetros histomorfométricos, también se obtuvieron biopsias óseas postmortem de 15 mujeres premenopáusicas previamente sanas.
En comparación con los controles, el volumen óseo era superior significativamente en las mujeres diabéticas, pero el grosor de los osteoides fue significativamente menor, lo que sugiere "una microestructura ósea más robusta", según los investigadores. Los autores agregan que los hallazgos "también son consistentes con los estudios que demuestran que los pacientes con diabetes tienen valores elevados de DMO en comparación con la población normal".
A su vez, la comparación de los grupos con y sin complicaciones crónicas demostró que el grosor de los osteoides tenía una valores reducidos en aquellas pacientes con un control deficiente, mientras que el volumen óseo era similar al del grupo control.
Estos cambios óseos "contribuyen a una reducción de la calidad ósea y justificarían el aumento del riesgo de sufrir fracturas en pacientes con DM2" según los investigadores del estudio.
Referencia
Fuente: Medscape
Estudio: JCEM
 

×
Proceso de indentificación vía OWA
Estamos validando tus datos, en las próximas 48h el equipo de OWA (One Key authentication) se pondrá en conctacto contigo para finalizar el proceso de registro.