Elegir al paciente adecuado es clave en el uso de denosumab en la enfermedad renal crónica

×
×
¿Estás seguro que deseas eliminar este contenido de tus favoritos?

03 AGO 2021

Elegir al paciente adecuado es clave en el uso de denosumab en la enfermedad renal crónica

 

Esta es una de las principales recomendaciones de un trabajo de revisión en el que se analiza la complejidad de la prevención de fracturas en pacientes con enfermedad renal crónica (ERC), especialmente en la enfermedad avanzada. A cargo de especialistas canadienses y publicado en Archives of Osteoporosis, el trabajo también recoge la evidencia sobre la eficacia y seguridad de denosumab en estos pacientes.
Los pacientes con ERC tienen un riesgo mayor de fractura, que aumenta a medida que se reduce la función renal. Denosumab no se elimina a través de los riñones, de modo que se puede usar sin ajuste de dosis en la ERC. Sin embargo, estos pacientes pueden presentar alteraciones óseas y minerales (MBD) concomitantes que impactan negativamente en la DMO y el riesgo de fractura, como valores anormales de calcio, potasio, hormona paratiroidea y vitamina D en suero.
Por ello, antes de iniciar un tratamiento antirresortivo, se considera importante evaluar y optimizar en primer lugar las posibles MBD subyacentes. El artículo sigue las recomendaciones de la guía Kidney Disease: Improving Global Outcomes (KDIGO) en relación con la hiperfosfatemia, la hipocalemia, el déficit de vitamina D y el hiperparatiroidismo.
 
 
Antes de iniciar un antirresortivo en pacientes con ERC hay que evaluar y optimizar alteraciones óseas y minerales subyacentes
 
 
La revisión de la literatura también pone de manifiesto la eficacia de denosumab a la hora de mejorar la DMO y reducir el recambio óseo en la ERC. No obstante, los autores ponen el acento en la posible hipocalcemia inducida por el fármaco, un aspecto a tener en cuenta sobre todo en pacientes con enfermedad avanzada.
Por este motivo, el trabajo recomienda elegir al paciente candidato a recibir el fármaco en función del balance beneficio-riesgo. También aconseja la suplementación de calcio y de vitamina D, así como un seguimiento estrecho, tanto clínico como bioquímico, para optimizar los resultados en estos pacientes.
Los autores concluyen que denosumab es una de las pocas opciones de tratamiento disponibles para reducir el recambio óseo y mantener o mejorar la DMO en pacientes con ERC, y que, siguiendo una serie de precauciones, puede ser considerado en esta población.
Referencia
Gopaul A, Kanagalingam T, Thain J, et al. Denosumab in chronic kidney disease: a narrative review of treatment efficacy and safety. Arch Osteoporos. 2021;16(1):116. Published 2021 Jul 28. doi:10.1007/s11657-021-00971-0
SC-ES-AMG162-00086
 

×
Proceso de indentificación vía OWA
Estamos validando tus datos, en las próximas 48h el equipo de OWA (One Key authentication) se pondrá en conctacto contigo para finalizar el proceso de registro.