Salvar vidas mediante la supercomputación: el caso del cáncer infantil y la mortalidad materna

×
×
¿Estás seguro que deseas eliminar este contenido de tus favoritos?

24 FEB 2022

Salvar vidas mediante la supercomputación: el caso del cáncer infantil y la mortalidad materna

 

El uso de la supercomputación está proliferando en el sector médico. El desarrollo tecnológico ha permitido crear la computación de altas prestaciones (HPC), un tipo de ordenador con unas capacidades de cálculo muy superiores a las comunes, y que están orientadas a fines muy específicos. En el sector sanitario se utiliza para descubrir nuevos fármacos, detectar y prevenir enfermedades e incluso realizar un diseño y procesamiento molecular.
La supercomputación se está utilizando para ayudar en la comprensión y búsqueda de tratamiento para las enfermedades más comunes a día de hoy, como la covid-19, el cáncer, el Alzheimer o cualquier dolencia que implique factores genéticos. Aun así, también se está utilizando para investigar los casos especialmente sensibles, como la oncología infantil y las problemáticas relacionadas con el embarazo.
Jacques Grill es un investigador médico especializado en oncología infantil del centro Gustave Roussey (Francia), una de las mayores instalaciones europeas dedicadas a esta especialidad. Afirma que una de las principales causas de mortalidad infantil en países desarrollados es el cáncer, una enfermedad que puede desarrollarse de diferentes tipos que no se podrían estudiar sin el uso de la supercomputación.
 
 
En el sector sanitario se utiliza para descubrir nuevos fármacos, detectar y prevenir enfermedades
 
 
Grill explica que deben estudiar muchos aspectos genéticos, ambientales y del propio cáncer para conocer la gran variedad de eventos que pueden suceder a estos pacientes. Añade que “con tantos eventos y de tanta rareza estadística, afortunadamente, el mayor reto que tenemos es capturar el mayor número de datos posible para integrarlos y procesarlos con computación de alto rendimiento”.
El uso de supercomputación, combinado con la inteligencia artificial, permite analizar automáticamente grandes cantidades de datos e imágenes (escáneres o resonancias) para realizar un seguimiento de las alteraciones y mutaciones que sufren los niños con cáncer. De esta manera, se pueden integrar al resto de datos que manejan los médicos para mejorar la adherencia al tratamiento.
Por otro lado, la supercomputación puede ayudar a comprender los sucesos peligrosos que afectan a dos o tres de cada 100.000 embarazos. Kelly Gaither, directora de Health Analytics en el Texas Advanced Computer Center (TACC), afirma que aunque la mortalidad materna no tienen una incidencia demasiado elevada, "sí que es más común de lo que parece que la mujer acabe en la UCI porque pase algo malo".
Realizar un seguimiento activo del embarazo permite recoger datos como la movilidad, hábitos de sueño o uso de dispositivos electrónicos durante la gestación, que unidos a los registros médicos habituales (peso y estado de salud general), se puede “tratar de anticipar estos eventos negativos y tomar acciones en base a los datos”.
Referencia
OAD-ES-AMG-0001
 

×
Proceso de indentificación vía OWA
Estamos validando tus datos, en las próximas 48h el equipo de OWA (One Key authentication) se pondrá en conctacto contigo para finalizar el proceso de registro.