Una declaración conjunta de la EAS y la ESVM persigue atajar el infratratamiento de los pacientes con arteriopatía periférica

×
×
¿Estás seguro que deseas eliminar este contenido de tus favoritos?

18 NOV 2021

Una declaración conjunta de la EAS y la ESVM persigue atajar el infratratamiento de los pacientes con arteriopatía periférica

 

A pesar de las recomendaciones de las guías, la enfermedad arterial periférica (EAP) sigue estando infradiagnosticada e infratratada. Estimaciones recientes evidencian que dicha patología afecta a más de 235 millones de personas en todo el mundo, y más del 20% de los individuos de más de 60 años la padecen. Su tasa de mortalidad asociada ha variado poco en los últimos 25 años, y es sustancialmente mayor que la asociada a la arteriopatía coronaria y a algunos tipos de cáncer.
Para hacer frente a esta situación, expertos de la European Atherosclerosis Society (EAS) y de la European Society of Vascular Medicine (ESVM) han revisado la evidencia disponible para dos factores de riesgo modificables de la EAP, la dislipidemia y los factores trombóticos. Publicada simultáneamente en las revistas Atherosclerosis y Vasa, la declaración conjunta ofrece una serie de recomendaciones para mejorar el manejo de la enfermedad.
En relación con la dislipidemia, el trabajo incide en que, como factor causal de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica, el cLDL también debería ser la diana principal para tratar la dislipidemia en los pacientes con EAP. En este sentido, recuerdan que, según la guía ESC/EAS 2019, dichos pacientes se consideran de muy alto riesgo, por lo que su objetivo de cLDL es de <55 mg/dl y una reducción de al menos el 50% respecto a los niveles basales.
 
 
Los pacientes con EAP obtendrían un mayor beneficio clínico absoluto de la terapia hipolipemiante intensiva combinada frente a monoterapia
 
 
El trabajo también recoge que a tenor de este alto riesgo, los pacientes con EAP obtendrían un mayor beneficio clínico absoluto de la terapia hipolipemiante intensiva combinada frente a monoterapia, tanto en términos de reducción de eventos cardiovasculares adversos mayores (MACE) como de eventos de extremidades adversos mayores (MALE), incluida la amputación.
La recomendación en este sentido consiste en administrar primero estatinas en dosis máximas toleradas, y añadir un iPCSK9 si los niveles de cLDL están un 50% por encima del objetivo a pesar del tratamiento estatínico, con o sin ezetimiba. Según un análisis preespecificado del ensayo FOURIER, la adición de un iPCSK9 en pacientes con EAP redujo el riesgo de MALE en un 42%.
En cuanto a los factores trombóticos, la declaración recoge que la terapia antiplaquetaria está indicada en estos pacientes para la prevención de eventos cardiovasculares. En relación con la terapia dual, proponen valorar el beneficio clínico de la reducción de MACE y MALE frente al riesgo de hemorragia en cada caso particular.
Más información: Comentario de la EAS.
Referencia
Belch JJF, Brodmann M, Baumgartner I, et al. Lipid-lowering and anti-thrombotic therapy in patients with peripheral arterial disease. Vasa. 2021;50(6):401-411. doi:10.1024/0301-1526/a000969
SC-ES-AMG145-00747
 

×
Proceso de indentificación vía OWA
Estamos validando tus datos, en las próximas 48h el equipo de OWA (One Key authentication) se pondrá en conctacto contigo para finalizar el proceso de registro.